NOTICIAS

Nombran a Luis de la Peña Honoris causa de la UNAM

Aleida Rueda
25/mar/2015

Este martes el Consejo Universitario otorgó al investigador del Instituto de Física, Luis de la Peña Auerbach, el doctorado Honoris causa de la UNAM.

Este nombramiento reconoce a personas que han realizado una obra excepcional, públicamente reconocida, en los campos de la educación, la ciencia o la cultura, y cuya obra tenga relación con México o que haya influido en el desarrollo cultural o científico de nuestro país.

La mayor aportación de Luis de la Peña en el mundo de la física es el estudio de los fundamentos de la mecánica cuántica y su papel como constructor y promotor de la electrodinámica estocástica como sustento teórico para la mecánica cuántica, que sea realista y objetivo, libre de paradojas y ambigüedades interpretativas.

Las más de dos décadas de su investigación en esta línea están contenidos en importantes publicaciones: “The Quantum Dice: An Introduction to Stochastic Electrodynamics”, y más recientemente: “The Emerging Quantum. The Physics Behind Quantum Mechanics”, dos libros que representan las referencias más calificadas de la teoría de la electrodinámica estocástica.

En la ceremonia de nombramiento, el director del Instituto de Física, Manuel Torres Labansat, celebró la decisión del Consejo Universitario y describió al físico como un hombre “con una energía inagotable encausada en el trabajo creativo desarrollado en la UNAM por más de 50 años”.

De la Peña también es caracterizado por “una rebelde e incesante curiosidad intelectual; una intensa y generosa labor docente y de formación de múltiples generaciones de estudiantes y jóvenes investigadores; así como un fuerte compromiso social mostrado en todas las tareas que emprende”, dijo Torres.

El hoy Honoris causa nació el 23 de julio de 1931 en Texmelucan, Puebla. En 1953 obtuvo el título de ingeniero en comunicaciones eléctricas y electrónica, en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y su doctorado en ciencias físico-matemáticas en la Universidad Estatal Lomonosov en Moscú.

Es investigador emérito del Instituto de Física y profesor de la Facultad de Ciencias, ambas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Destaca como autor de libros de consulta obligada para alumnos de licenciatura y posgrado en países de habla hispana en el área de mecánica cuántica.

También tiene una destacada labor divulgativa gracias a sus libros “Einstein, navegante solitario” y “Cien años en la vida de la luz”, sumada a su participación en la construcción del Museo de la Luz de la UNAM.

La obra de Luis de la Peña -más de 240 trabajos publicados, la mitad de ellos textos originales de investigación- es el vasto producto de un investigador talentoso y de un maestro por excelencia.

Es autor o coautor de 10 libros científicos, participante en numerosos congresos, seminarios y conferencias, y, como lo dijo Torres en su discurso: un maestro innato, “que ha inspirado a múltiples generaciones de estudiantes” por su fuerte compromiso social y por el alto valor que le concede a la ciencia y a la educación.

Él mismo reconoce la importancia de los futuros científicos: “Aunque buena parte de la teoría cuántica emergente está ya hecha, su cuerpo mayor seguramente se encuentra en espera de jóvenes investigadores con visión alerta. La teoría cuántica es de una enorme importancia para la física y la ciencia actuales. Todo lo que signifique avanzar en su comprensión profunda es de la mayor importancia”, dijo Luis de la Peña en una entrevista en 2012.


Luis de la Peña participó recientemente en la Colección Trazos de Ciencia: Autores, para promover sus libros del Fondo de Cultura Económica.