NOTICIAS

El Nobel de Física 2015, con alianzas en el IFUNAM

Aleida Rueda
6/oct/2015

El canadiense Arthur B. McDonald, anunciado hoy como uno de los dos investigadores que ganan el premio Nobel de Física junto con el japonés Takaaki Kajita, forma parte de una colaboración internacional en la que también participa el Instituto de Física de la UNAM.

McDonald es miembro de las colaboraciones DEAP y SNO+, dos experimentos localizados en SNOLAB, en Canadá, que tienen como objetivos la búsqueda de materia oscura y continuar el estudio de la física de neutrinos, respectivamente.

El Instituto de Física forma parte de estos experimentos también, a través del investigador Eric Vázquez, quien ha trabajado con McDonald desde su llegada a SNOLAB en 2009. También participan en los experimentos dos estudiantes de Vázquez: Guillermo Lara y Luis Bonilla.

Para Eric, el otorgamiento del Nobel es una gran noticia para toda la comunidad de investigadores que trabajan en SNOLAB, "un reconocimiento muy merecido a Art y a todos los que participaron en el experimento SNO", dijo tras enterarse de la noticia de hoy.

Este premio fue otorgado debido a los resultados obtenidos por el antecesor del experimento SNO+, llamado SNO (Sudbury Neutrino Observatory) que reportó que los neutrinos sí tenían masa, una noticia que iba en contra de lo que se pensó durante muchas décadas.

Los neutrinos se ganaron el apodo de 'fantasma' porque a pesar de que junto con los fotones son las partículas más abundantes del Universo y a pesar de que billones de ellos nos atraviesan cada segundo, son también unas de las partículas más misteriosas. Por ser tan rápidos y ligeros se pensaba que no tenían masa. Hasta que Mcdonald, en SNOLAB, y Kajita, en el Super Kamiokande, descubrieron lo contrario.

"Kajita fue por parte del experimento Kamiokande, que midió neutrinos atmosféricos, mientras que McDonald, con SNO, midió los del Sol, no sólo los neutrinos del electrón (que son los que produce el Sol), sino también el total, es decir, neutrinos del electrón,del muón y del tau", dice Vázquez.

En 1998, Kamiokande anunció una evidencia de oscilaciones en neutrinos del muon de la atmósfera, y después SNO midió neutrinos solares en dos fases, una en la que midió los neutrinos del electrón y otra en la que midió todos los sabores.

El asunto clave es que a pesar de que el Sol sólo produce neutrinos del electrón, SNO midió que los neutrinos que llegan del Sol pueden ser de tres tipos (neutrino del electrón, del muón y del tau), esto quería decir que los neutrinos pueden ser de otros sabores porque oscilan cuando viajan del Sol a la Tierra. Y dado que solamente una partícula con masa puede oscilar (justamente: cambiar de un tipo específico de sabor a otro), entonces la conclusión es que los neutrinos tienen masa.

A pesar del descubrimiento, hay mucha física aún desconocida sobre los neutrinos. De acuerdo con Vázquez, ahora se sabe que tienen masa "pero no cuál es su valor ni el mecanismo por el cual la adquieren. También, los neutrinos podrían darnos información sobre la asimetría materia-antimateria en el Universo. El estudiarlos nos permite conocer sobre el Universo", dijo a Noticias IFUNAM.

Para el investigador mexicano, el otorgamiento del Nobel es un reconocimiento muy merecido a ambos investigadores. "Creo que se estaban tardando demasiado en otorgárselos, debido a las implicaciones profundas para la ciencia, el saber que los neutrinos tienen masa", dice Vázquez, quien incluso recibió una carta de recomendación de McDonald cuando decidió entrar a la UNAM.

Actualmente, Vázquez y McDonald son colaboradores a través de los experimentos SNO+, el sucesor de SNO, y DEAP.

"En SNO+ queremos medir la masa de los neutrinos y en DEAP descubrir la materia oscura. También colaboramos en el comité de fuentes radioactivas del experimento DEAP-3600, el cual presido; aunque probablemente (el ganador del Nobel) no asistirá a las próximas reuniones. Este otorgamiento nos motiva a continuar estudiando los neutrinos, y es un aliciente para todos los investigadores que continuamos trabajando con el detector SNO para medir más propiedades de los neutrinos".