NOTICIAS

Y después del Higgs... ¿qué?

Karina Maldonado Portillo
22/mar/2012

Independientemente de que se revele o no la existencia del bosón de Higgs, los físicos del mundo y de la UNAM prevén ya algunas incógnitas de la física de partículas que requerirán respuestas, así lo dijo Myriam Mondragón, investigadora del IFUNAM, en el coloquio A la Caza del Higgs junto con Jens Erler el pasado 15 de marzo.

Durante la conferencia, se expusieron los resultados más recientes de los experimentos del Centro Europeo de Energía Nuclear (CERN), que buscan, através del Gran Colisionador de Hadrones, el bosón de Higgs, última partícula que completa el Modelo Estándar de la física atómica y que aún no se ha visto de manera experimental.

De acuerdo con los investigadores, el Modelo Estándar es una teoría que explica las interacciones entre las partículas elementales que constituyen la materia. Éste propone la existencia de tres familias o grupos de partículas y plantea la existencia de una partícula hipotética denominada bosón de Higgs que explica teóricamente cómo surge la masa en las demás partículas.

Jens Erler, también investigador del IFUNAM, mostró los resultados de los experimentos que indican que el bosón de Higgs podría tener una masa de entre 110 a 130 GeV, rango que se está explorando en el LHC, en Suiza.

Al mismo tiempo que se reduce el espectro de posibles “sitios” en los que podría hallarse la partícula, la probabilidad de que se revele su existencia este año se agranda, dijo Mondragón.

Los posibles escenarios para los físicos exigen trabajos de investigación tan exigentes como fascinantes.

Por un lado, si se descubriera la inexistencia del Higgs, no se desecharía el Modelo Estándar pero sí tendría que haber una modificación que explicara las interacciones de las partículas ya conocidas y buscar aquello que les da la masa.

Por el contrario, si se hallara el bosón de Higgs, sería sólo el inicio de un nuevo sendero en la búsqueda de respuestas e, incluso, dijo Mondragón, podríamos estar cerca de dar a luz a una “nueva física”.

¿En qué casos habría nueva física? Al investigar si la partícula del Higgs es fundamental o no; si es consistente o no con el Modelo Estándar; si se trata de más de un Higgs; si lo que se propone en las teorías corresponde con los experimentos, etcétera. En ese sentido, encontrar el bosón de Higgs sería sólo la pauta para muchos estudios.

Uno de los más interesantes tiene que ver con la supersimetría, una teoría que afirma que cada partícula tendría otra partícula compañera con la misma masa. Según los investigadores, esta teoría también explicaría el problema de las jerarquías de masas y revelaría porqué existe una diferencia tan radical entre las masas de las partículas.

Cualquiera que sea el rumbo que se siga, invariablemente se buscará la manera de ensamblar los nuevos descubrimientos con las teorías ya existentes, lo cual continuaría con la tendencia a la universalidad que se ha seguido hasta ahora dentro de la ciencia. Despues de todo, dijo Mondragón, “en los dos escenarios se haría ciencia y eso supondría un gran éxito”.

Debido a que los experimentos en el LHC se detendrán este verano para comenzar nuevamente dentro de dos años, quedan pocos meses para saber los resultados preliminares que revelerarán o descartarán la existencia del bosón de Higgs y que modificarán algunas explicaciones de la física actual.



Fotos: Alejandro Ramírez Bahena