NOTICIAS

La cosmología en los ojos de Mariana Vargas

Reyna Alejandra Fonseca Velázquez
23/oct/2015

Los grandes ojos de Mariana Vargas se iluminan cuando recuerda la primera vez que descubrió la ciencia. No sucede a menudo que una joven, a penas en secundaria, decida su vocación absoluta hacia ella. Ese fue el caso de la joven investigadora que ingresó hace apenas ocho meses al Instituto de Física.

El responsable del afortunado hallazgo probablemente nunca lo sabrá. Fue su profesor de física de esos años quien le presentó el libro “Historia del tiempo” de Stephen Hawking, y que despertó en ella, aún sin saber a dónde la llevaría, su gusto por las ciencias, y en particular, por la cosmología.

Ese gusto la ha llevado, literalmente, a las estrellas. Egresó de la carrera de física en la Facultad de Ciencias de la UNAM en el 2007 con una tesis dirigida por el investigador del Instituto de Física Rubén Alfaro sobre la variación de rayos cósmicos medido por un detector Cherenkov, que hoy, por cierto, es lo que constituye el Observatorio de Rayos Cósmicos HAWC, en el volcán Sierra Negra.

Durante ese tiempo, tenía un gran gusto por la física de partículas y astro-partículas y decidió continuar su formación en la Universidad Paris-Sud XI, en Francia durante un año (2007-2008) para especializarse en núcleos, partículas, astro-partículas y cosmología en el Laboratorio de Física Nuclear y de Altas Energías (LPNHE, por sus siglas en francés) con tutoría de Frederic Derue quien colabora en conjunto con 28 investigadores más en el proyecto ATLAS en el CERN.

Sin embargo, las partículas y las altas energías no la sedujeron del todo. Mariana se dio cuenta que era la cosmología la dueña de su corazón porque “es una rama que se propone entender el origen y la evolución del Universo y esta comprensión nos puede llevar a predecir su futuro”, dice a noticias IFUNAM.

También fue en Francia donde inicio su carrera en la cosmología observacional, que es el estudio de la estructura, la evolución y el origen del Universo a través de la observación, utilizando instrumentos como telescopios y detectores de rayos cósmicos, lo que le permitió doctorarse en física por la Universidad Paris 7- Denis Diderot en el Laboratorio de Astro-partículas y Cosmología (APC).

Ahí recibió la asesoría de los investigadores Eric Aubourg y Jean Christophe, expertos en astropartículas y el último, director del centro de investigación científica más importante en Francia, el CNRS, en una tesis sobre las oscilaciones acústicas de bariones con el proyecto Sondeo Espectroscópico de Oscilación Bariónica (BOSS por sus siglas en inglés).

BOSS tiene como objetivo captar y estudiar las oscilaciones acústicas de bariones, que son las ondas que se propagaron desde la creación del Universo y que han dejado una huella en él. Lo cual ha permitido la generación de un excelente mapa tridimensional del Universo.

En 2012 fue a la Universidad de Carnegie Mellon (CMU) en Australia, y trabajó en el Centro McWilliams de Cosmología para continuar su proyecto de doctorado en la Reconstrucción del Campo de Densidad y Ajuste Anisotrópico de las Oscilaciones Acústicas de Bariones con BOSS, supervisado por Shirley Ho, experta en cosmología. Con esta estancia posdoctoral, y a sus 34 años de edad, Vargas completó casi 7 años de trayectoria en ese tema.

Sin embargo, “aún hay muchas preguntas abiertas que necesitan respuestas: ¿qué pasó en el Universo temprano? o ¿qué son la energía y la materia oscuras?”, y ella se ha propuesto dedicar su vida académica a intentar responderlas.

Desde su estancia en CMU, la joven investigadora también empezó a trabajar en dos colaboraciones adicionales: Extended Baryon Oscillation Spectroscopic Survey (eBOSS por sus siglas en inglés) y el proyecto Dark Energy Spectroscopic Instrument (DESI, por sus siglas en inglés) cuyos objetivos son observar galaxias y cuásares para averiguar más sobre las propiedades de la energía y materia oscuras.

Al enterarse de la plaza en el IFUNAM, Mariana volvió a México en 2014 y se incorporó a los grupos del IFUNAM que colaboran en SDSS-IV/eBOSS; proyecto internacional de la colaboración Sloan Digital Sky Survey. Este proyecto empezó a tomar datos desde 2014 y funcionará hasta 2019. Actualmente se encuentra en pleno análisis del primer año de datos.

DESI es un proyecto internacional en desarrollo que entrará en funcionamiento en 2019. Dada su participación en DESI en previos años, Mariana forma parte actualmente del DESI Publication Board (Comité de publicaciones de DESI). Con su previa experiencia, Mariana, se integró al grupo de participación mexicano en DESI denominado, DESI-México integrado por ocho miembros y liderado por Axel de la Macorra, investigador del IFUNAM.

“La verdad es que ya quería regresar a México, estuve 7 años fuera y por eso estuve en contacto con investigadores del IFUNAM que fueron quienes me informaron de la plaza”, recuerda.

Quizás tanto como la cosmología, a Mariana le encanta la danza, y ha tomado clases de todo tipo. Le gusta el free jazz y, cuando hay tiempo, visitar museos de pintura contemporánea.

Mariana anima a todas las personas que han tenido curiosidad por entender cómo se generó el Universo o cómo funcionan las cosas, la luz o fenómenos como el movimiento de las olas. Es una entusiasta de la física y cada que tiene oportunidad invita a la gente a estudiarla porque “entender cómo funcionan las cosas es un tremendo placer”.

Mariana en Nuevo Mexico en el Apache Point Observatory (APO). Fotos: facilitadas por Mariana Vargas.