NOTICIAS

En honor a Jorge Flores, celebran la historia de la física mexicana

Aleida Rueda
4/abr/2016

En honor al investigador Jorge Flores Valdés y sus 75 años de vida, se llevó a cabo el simposio titulado "Historia del surgimiento de la física en México", el pasado 16 de marzo en el auditorio Alberto Barajas de la Facultad de Ciencias.

En el evento participaron los investigadores del Instituto de Física, amigos y colegas del festejado: Jorge Rickards, Pier Mello, Mariano Bauer y Luis de la Peña, así como académicos de otras instituciones como Iván Ortega, Fernando del Río, Octavio Obregón, Salvador Malo, Alfonso Lastras y Miguel Ángel Pérez.

Todos compartieron con la audiencia momentos clave en la historia de la física en México que inician con la llegada de los primeros aceleradores y físicos como Marcos Moshinsky, Marcos Mazari, Fernando Alba, Manuel Sandoval Vallarta, entre otros, generaron el conocimiento y las habilidades para darle vida a la física mexicana.

El primer equipo nuclear adquirido por la UNAM fue un acelerador tipo Van de Graaff de 2 MV. "A partir de entonces se han desarrollado varios laboratorios, incluyendo el Centro Nuclear de Salazar (hoy Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, ININ) hasta llegar a una madurez y experiencia que permitió el subsecuente desarrollo de varias áreas nuevas de investigación", relató Rickards.

Con la física profesional se estructura la ciencia en general. "La física, contrariamente a lo que piensan los estudiantes de secundaria, es la más fácil de las ciencias porque trata con objetos que no están vivos. En la física, la metodología es precisa. Las matemáticas se vuelven su lenguaje y aparecen les universales que todos obedecemos, no hay más remedio. Rutherford decía que la ciencia era física y el resto era 'stamp collection'", dijo Julia Tagüeña, quien también asistió al simposio.

"Esto es sin duda exagerado, pero la física ha ido convirtiendo a las demás ciencias a su estilo, hoy hasta se habla de sociofísica. Por eso es que la física y los físicos aparecen en pasos importantes del sistema nacional de CTI", refirió.

Aunque buena parte del surgimiento de la física experimental en México ocurrió en la capital, muchos investigadores hicieron grandes esfuerzos para que también se desarrollara fuera de la Ciudad de México. Prueba de esos esfuerzos de descentralización son los departamentos dedicados a la física experimental de las universidades de Guanajuato y San Luis Potosí, por mencionar algunos.

En el simposio, se relataron los pasos que beneficiaron la construcción de los primeros laboratorios, así como los proyectos, las políticas y las decisiones que la fortalecieron pero también hablaron de la participación clave de Jorge Flores Valdés en este proceso histórico.

"Jorge Flores estuvo involucrado en muchos de esos pasos importantes. Su primer mérito es ser un gran físico. Fue mi maestro y me consta", dijo Tagüeña. Pero además participó en acciones de liderazgo muy importantes que, por ejemplo, crearon el Sistema Nacional de Investigadores, hace 31 años, y que ha beneficiado a muchos físicos y a la física en sí para tener cada vez más investigadores de calidad.

Muy joven, Flores dirigió el Instituto de Física. "Como director de nuestro Instituto promovió e impulsó la consolidación y profesionalización del trabajo tanto teórico como experimental; insistiendo en que para el desarrollo adecuado de ambas vertientes de la investigación era indispensable contar con una preparación a nivel de doctorado", contó el director del Instituto de Física, Manuel Torres Labansat. Su legado al respecto fue fundamental para proyectar al Instituto de Física como una de las instituciones de investigación más prestigiosas del país.

Desde entonces ha seguido una larga trayectoria de apoyo a las labores de apoyo y construcción de instituciones y políticas científicas, tanto en la UNAM como a nivel nacional, entre las que destacan: (1) Subsecretario de Educación Superior e Investigación Científica de la Secretaría de Educación Pública entre 1982 y 1985, periodo en el que se estableció el Sistema Nacional de Investigadores, (2) Director del Centro Universitario de Comunicación de la Ciencia, de Universum y del Museo de la Luz, (3) Director del Centro de Ciencias Físicas en el Campus Morelos de la UNAM de 1998 a 2006 e impulsó la conversión de este Centro a Instituto de Ciencias Físicas, (4) En 2010, fue elegido Coordinador General del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República.

Jorge Flores ha sido un notable científico y maestro, su labor docente ha inspirado a múltiples generaciones de estudiantes que han atestiguado su pasión por la enseñanza de la física.

Por todo esto, sus amigos y colegas se reunieron para celebrar con él sus 75 años de vida, pero también para festejar a la física experimental mexicana. Porque sus 75 años son también la historia del trabajo, la constancia y las aspiraciones de físicos como él, que colaboraron fuertemente para que sea hoy lo que es: una ciencia madura y prolífica.