NOTICIAS

Mauricio Fortes: músico, poeta, científico y maestro

Edna Odette González
14/nov/2016

Entre recuerdos que evocaron risas y añoranzas, amigos, colegas y familia rindieron homenaje el pasado miércoles 9 de noviembre a Mauricio Fortes, investigador del Instituto de Física, quien luego de 43 años de labor, concluye un ciclo profesional al servicio de la Máxima Casa de Estudios.

De acuerdo con sus amigos y colegas, quienes se dieron cita en la sala de Eméritos del IFUNAM, para rendirle homenaje, Mauricio Fortes es un hombre devoto del conocimiento y la ciencia, un académico que ha hallado en la enseñanza y la formación científica su motor de vida y un melómano que gusta de tocar el piano y de escuchar música clásica acompañado por los amigos. p>En la comunidad de físicos melómanos, cuyas reuniones se han prolongado por más de 30 años, es posible mirar a Mauri, como lo llaman los amigos, conversando, escuchando música y tocando el piano con “una gran calidad”, relató Rafael Barrio en el homenaje.

“Mauricio es una persona destacada por dos razones: primero, por su sentido del humor y su ingenio sagaz; siempre tiene el comentario oportuno o la anécdota adecuada, que nos hace reír o nos hace pensar. Y segundo, por su cualidad como 'performance', no como melómano que solamente oye, sino que Mauricio sabe reconocer cuál es la buena música porque él sabe hacer buena música”, abundó Barrio.

Además de científico incansable, Mauricio es un padre dedicado que ha tenido tiempo de enseñar a sus hijas, Mara y Elena, a apasionarse por el conocimiento y a tener confianza en su capacidad e inteligencia.

“Cuando nos llevaba al Instituto, mi padre nos dibujaba conejitos y Snoopy dogs en su pizarrón, después nos dejaba tres cuartas partes del mismo, mientras él ocupaba un espacio mínimo para sus fórmulas. Me parece que este pizarrón es una gran metáfora de su relación con nosotras; desde siempre, lo recuerdo trabajando laboriosamente, divisando la manera de poder ofrecernos una parte, cada vez más grande de la vida, del universo; preparando el terreno para alimentar nuestra capacidad de asombro y permitirnos explorar libremente todo lo que nos interesaba”, narró con una voz ligeramente entrecortada, Elena Fortes.

Mauricio Fortes Besprosvani obtuvo la licenciatura en Física Teórica en la Facultad de Ciencias de la UNAM, posteriormente logró el grado de doctor en ciencias, por la Universidad de Nueva York. Realizó un posdoctorado en el Instituto Neelsbord, de Dinamarca. Fue investigador asociado en la Universidad de París y posteriormente llegó al Instituto de Física de la UNAM, donde, hasta hoy, se ha desempeñado como investigador titular.

Durante un recuento detallado de la trayectoria profesional de Fortes, se mencionó su colaboración como presidente de la Academia Mexicana de Ciencias; su participación en el Programa Olimpiadas Nacionales de la Ciencia; su trabajo como Director General Adjunto de Investigación y Normas en el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior y su re incorporación en 2006 reincorporó al Instituto de Física de la UNAM.

De acuerdo con el homenajeado, uno de los aciertos más notables del Instituto de Física es y ha sido su capacidad de crear una atmósfera deseable para el trabajo, además de un ambiente colaborativo, dijo en su participación.“Lo más importante de una institución es construir las atmósferas adecuadas para que la comunidad pueda desarrollar su trabajo y eso ha sido un acierto claro de este instituto”.

Renovar a las instituciones

En palabras de Manuel Torres, director del IFUNAM, “Mauricio no se va porque se haya acabado su capacidad intelectual o su productividad, sino por otra gran característica que tiene, que es su enorme generosidad”, ya que, con su jubilación, Fortes abre la posibilidad para que otros tengan la oportunidad de ingresar al IFUNAM.

En cierta manera, y para muchos, una jubilación implica un desgarramiento emocional. Sin embargo, también representa una renovación necesaria en las instituciones. Por ello, dijo Torres: “reconozco y agradezco profundamente a Mauri por este acto de extrema generosidad”.

En el recuento de una larga y fructífera historia estuvieron presentes importantes miembros de la comunidad del IF, entre ellos, los investigadores Rubén Barrera, Jaime Besprosvany, María Ester Brandan, Jorge Flores, Gastón Daniel García, Arturo Menchaca Rocha, Patricia Salas y Miguel Ángel Solís, quienes citaron anécdotas, recordaron peripecias y celebraron a un hombre que a pesar de que deja con su partida un hueco en el IF, también alimenta, con ella, el desarrollo y el futuro de la ciencia a la que ha dedicado su vida: la física.