NOTICIAS

Premio Jorge Lomnitz Adler y Medalla Marcos Moshinsky 2016

Christian Coria
31/ene/2017

Los jóvenes investigadores Rubén Fossion, del Instiuto de Ciencias Nucleares y el Centro de Ciencias de la Complejidad, y Gerardo García Naumis, del Instituto de Física, ganaron respectivamente el Premio Jorge Lomnitz y la Medalla Marcos Moshinsky, que otorgan cada año la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y el Instituto de Física a la labor de investigación innovadora, interdisciplinaria y creativa.

En esta edición estuvieron presentes Julia Tagüeña Parga, investigadora del Instituto de Energía Renovables de la UNAM y directora adjunta de Desarrollo Científico de Conacyt; Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la AMC; Thomas Seligman investigador del Instituto de Ciencias Físicas de Cuernavaca; y Manuel Torres Labansat, director del Instituto de Física. También estuvieron presentes las hermanas de Marcos Moshinsky, en representación de la familia.

Este año, en su décimo novena edición, el Premio Jorge Lomnitz fue para Rubén Fossion. El premio tiene como objetivo distinguir las aportaciones notables de jóvenes científicos en el campo de la dinámica no lineal, fenómenos colectivos y sistemas complejos.

Rubén Fossion, de nacionalidad belga, estudió la carrera de física y obtuvo el título de doctor en ciencias en la Universidad de Gante en Bélgica, especializándose en física nuclear teórica. Radica en la Ciudad de México desde hace casi diez años.

Fossion ha destacado por sus investigaciones en sistemas complejos y sistemas dinámicos con el fin de analizar y modelar los indicadores biológicos no sintomáticos de enfermedades crónico-degenerativas así como la fragilidad asociada al envejecimiento.

“Tengo muchos sentimientos, muchas emociones al recibir este premio, me siento muy halagado y también un poco sorprendido porque la verdad lo que hago me apasiona, entonces estoy solamente siguiendo mi pasión”, comentó durante la ceremonia de premiación el pasado 25 de enero en el Instituto de Física. “Siempre he sentido, aquí en México, mucho apoyo de muchas personas y de muchas instituciones “.

Jaime Urrutia Fucugauchi destacó que el premio Jorge Lomnitz, creado por acuerdo común entre el IFUNAM y la AMC en 1996, “es uno de los grandes aciertos de la academia en especial porque reconoce a investigadores jóvenes y es la forma en la que necesitamos trabajar para tener un mejor futuro”.

Posteriormente, se llevó a cabo la vigésimo cuarta entrega de la Medalla Marcos Moshinsky, que reconoce las aportaciones de científicos nacionales en el campo de la física teórica. El ganador, Gerardo García Naumis, estudió la licenciatura en física, la maestría y el doctorado en ciencias físicas en la Facultad de Ciencias de la UNAM y actualmente es investigador del Instituto de Física.

A pesar de tener muchas líneas de investigación, García Naumis ha destacado en el estudio del grafeno y sus aplicaciones y gran parte de su reconocimiento tiene que ver con sus aportaciones en investigaciones innovadoras relacionadas con temas que han merecido el premio Nobel en los últimos años: cuasicristales, grafeno, y más recientemente: por los descubrimientos teóricos de las transiciones de fase topológica y fases topológicas de la materia, que colocan a García Naumis como uno de los investigadores mexicanos con más trabajos de vanguardia.

“Es una persona que es un muy buen amigo, es solidario, es socialmente responsable, es un excelente físico y también es una excelente persona”, comentó Tagüeña, quien estuvo a cargo de la presentación de García Naumis.

El investigador galardonado comentó conmovido al respecto de su premio: “entiendo bien su importancia, significado y las responsabilidades que esto conlleva, Marcos Moshinsky no sólo fue un gran científico sino también un entusiasta convencido de la educación para la sociedad y también una gran persona, yo mismo soy un fruto de las semillas que él sembró, mi educación la obtuve totalmente de la UNAM”.

La ceremonia concluyó con la participación de Manuel Torres, director del IFUNAM quien celebró el evento que sirve para rememorar a Lomnitz y Moshinsky, dos investigadores muy queridos, y al mismo tiempo, reconocer el talento de investigadores jóvenes en el caso del premio Jorge Lomnitz y de quienes ya tienen una trayectoria muy consolidada como son los ganadores de la medalla Moshinsky.