NOTICIAS

Querétaro reúne a estudiantes y especialistas en altas energías de Latinoamérica

Reyna Alejandra Fonseca Velázquez
23/mar/2017

La Organización Europea para la Investigación Nuclear, conocida mundialmente como CERN, organiza cada dos años la Escuela Latinoamericana de Física de Altas Energías (CLASHEP por sus siglas del inglés), un evento que comenzó en el 2001 en Brasil, y cuya novena edición tuvo lugar por segunda ocasión en México, en San Juan del Río, Querétaro, del 8 al 21 de marzo.

El evento estuvo dirigido a jóvenes de México y de otros países latinoamericanos que realizan estudios de maestría, doctorado o posdoctorado en el área de las altas energías. El objetivo principal es entrenarlos y asesorarlos en estos temas para fomentar en ellos la integración de las distintas ramas profesionales de la física de partículas en el mundo.

“Debe haber una cierta masa crítica de investigadores de renombre en el estudio de altas energías en un país para que este pueda ser sede de la CLASHEP”, dijo Myriam Mondragón, investigadora del IF y una de las profesoras que formó parte de la CLASEHP.

El que México sea sede es una muestra del número de investigadores de alta calidad académica que realizan excelentes aportaciones en el campo de las altas energías.

Para esta novena edición de la CLASHEP, su organización estuvo a cargo de María Elena Tejeda, investigadora en altas energías de la Universidad de Sonora, y de un comité nacional conformado por Arturo Fernández Téllez y Lorenzo Díaz Cruz, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP); Alfredo Aranda, de la Universidad de Colima; Mauro Napsuciale, de la Universidad de Guanajuato; Alfredo Raya, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; Gerardo Herrera-Corral, Gabriel López-Castro y Arnulfo Zepeda, de CINVESTAV; así como de Gabriela Murguía de la Facultad de Ciencias, Genaro Toledo del Instituto de Física, y Alejandro Ayala, del Instituto de Ciencias Nucleares, los tres últimos pertenecientes a la UNAM.

La CLASHEP 2017 recibió 75 alumnos de distintos países de América Latina. Los estudiantes aceptados y los investigadores participantes realizaron una estancia de 14 días en San Juan del Río. En estos días, asistieron a “una serie de cursos avanzados donde se ofreció a los estudiantes los temas y resultados más relevantes y actuales en torno al estudio de las altas energías”, dijo Mondragón hace unos días a Noticias IFUNAM.

Además cada alumno contó con un “entrenador” que lo acompañó durante toda la estancia, con el fin de prepararlo y asesorarlo en la creación de un proyecto de investigación, para emular el trabajo en colaboración que se realiza dentro del CERN.

Al final del evento, los alumnos y entrenadores expusieron y defendieron los proyectos generados y recibirán retroalimentación de los demás equipos. Esta dinámica favorecerá la generación de redes sólidas de colaboración y vinculación internacional de los estudiantes en etapas tempranas de formación con la comunidad de altas energías, como el CERN, a partir de sus proyectos.

El día de inicio de la CLASHEP, 8 de marzo, se celebró el Día Internacional de la Mujer con un evento que tuvo como objetivo discutir la participación de las mujeres en esta edición. Como resultado de este esfuerzo, el 25% de los participantes, son mujeres.

“En México todavía somos muy pocas las mujeres en el área de las altas energías, es un medio dominado por los hombres; sin embargo, el número de mujeres está creciendo rápidamente desde los últimos 10 años”, agregó Mondragón. A nivel mundial las cosas no son muy diferentes, aunque existen lugares donde pueden notarse más las diferencias en cantidades, por ejemplo “hay más mujeres en el área de las altas energías en el sur de Europa que en el norte de Europa y más también en el sur de Europa que en EUA”, dijo la investigadora.

Pero la calidad de las mujeres que dedican su vida académica a la investigación de las partículas elementales y las altas energías es bastante notable. Un buen ejemplo es la física italiana Fabiola Gianotti, quien dirige el CERN y, además, participó en esta edición de la CLASHEP con un mensaje a favor de la equidad de género en la ciencia. En el evento de inauguración también participaron Gabriela González, miembro del Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO), que fue el experimento en donde se detectaron las ondas gravitacionales y Julia Tagüeña, directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La CLASHEP trae bastantes beneficios al país en el que se desarrolla, pues además de preparar a los participantes en altas energías, fomenta la participación de las mujeres en estos temas y realiza actividades de difusión, como charlas divulgativas gratuitas para todo público, con el fin de difundir el quehacer científico asociado al CERN en las comunidades en las que se lleva a cabo. Esta novena edición, en Querétaro, no ha sido la excepción.