NOTICIAS

Comunicadores: interfase entre científicos, público y políticos

David Salcedo
5/sep/2017

“El comunicador debe servir de interfase entre los científicos, el público y también con los políticos, ya que ellos son los que toman decisiones importantes que afectan el campo de la ciencia”, dijo el investigador Arturo Menchaca en la segunda sesión de los Diálogos entre la Física y la Divulgación, organizados por el Instituto de Física de la UNAM y el Fondo de Cultura Económica (FCE).

En el evento, que se realizó el pasado 23 de agosto en el auditorio Alejandra Jáidar, participó como mediadora la física y premiada periodista de la ciencia Lucina Melesio, quien, asesorada por el propio Menchaca, fue la primera estudiante de física de la Facultad de Ciencias en titularse con un proyecto de divulgación.



Diálogos entre la Física y la Divulgación, con Arturo Menchaca y Lucina Melesio. Foto: David Salcedo.

Menchaca y Melesio dialogaron sobre la labor de comunicación de los investigadores, necesaria para promover una cultura científica entre los mexicanos. El investigador compartió una anécdota sobre la divulgación de la ciencia en su juventud:

“Prácticamente yo soy producto de la divulgación científica en su más pura expresión. Cuando iba en la secundaria montaron en Chapultepec una exposición que se llamó Átomos para la Paz…Trajeron un reactor nuclear y vinieron científicos como Carlos Graef o el propio Marcos Moshinsky, ahí me alucinaron y me dije: esto es lo que tengo que hacer”, declaró el investigador.

A pesar de que en su caso, la divulgación jugó un rol trascendental que lo llevó a dedicarse a la física, Menchaca reconoció que “al público no siempre le ha interesado la ciencia”. Por eso, agregó, “ahí está el reto, llegar a un mayor número de personas”.

Sin embargo, afirmó, la labor de comunicar ciencia ha evolucionado. “En México ya se ha profesionalizado la divulgación de la ciencia porque se requieren habilidades especiales para comunicarse con el público, habilidades que regularmente un científico no tiene. Es una profesión que tiene un campo en el país. Creo que es una evolución positiva”.

La Ciencia para Todos: una contribución al mundo

Con cerca de 244 títulos, la colección La Ciencia para Todos es una acumulación de trabajos de divulgación de investigadores en áreas como: astronomía, biología, física, química, matemáticas, entre otras.

La iniciativa de armar una colección de libros dedicados a estos temas surgió en 1980 por la física Alejandra Jáidar, el escritor Felipe Garrido y un grupo de científicos que deseaban comunicar parte del conocimiento científico de una manera clara y a públicos distintos a sus colegas especialistas.

“Es una contribución de México al mundo, la más grande de habla hispana, que salió del Instituto de Física”, dijo Menchaca, quien es autor del número 68 de la colección, titulado: “El discreto encanto de las partículas elementales”, en referencia a la película “El discreto encanto de la burguesía”, del cineasta español Luis Buñuel. El texto fue editado en 1988, y próximamente tendrá una nueva versión actualizada.

Las partículas elementales son la parte de la materia más pequeña e indivisible que se conoce hasta ahora, algunas de ellas son los quarks o los leptones, los cuales forman parte de los protones y neutrones.

Hasta 1970 se creía que los protones, electrones y neutrones eran la parte más elemental y pequeña de la materia, pero con el desarrollo de los aceleradores de partículas se comprobó la existencia de éste tipo de partículas.



Arturo Menchaca. Foto: David Salcedo.

Arturo Menchaca describe en su libro que actualmente se siguen estudiando las partículas elementales, incluso se pretende saber si éstas están conformadas aun por algo más pequeño: “Si el quark tiene una subestructura, ésta aún no se hace aparente en los experimentos”.

El autor nos invita en su libro a reflexionar sobre nuestra condición como especie en el entendimiento de las partículas: “En la cruzada de lo fundamental el ser humano ha tenido que abandonar una serie de principios basados en la observación de lo macroscópico”.

“Tal es el caso de las diferencias entre materia y energía, espacio y tiempo, conceptos que aún forman parte de nuestra educación primaria... ¿Desistiremos algún día de preguntarnos de qué estamos hechos?”, pregunta el investigador.

Para Menchaca, la creación de este libro fue un reto, ya que cuando Alejandra Jáidar, cofundadora del proyecto La Ciencia para Todos e investigadora del IFUNAM, le pidió en 1987 participar en la colección, solicitó que “el libro no tuviera ecuaciones para hacer el contenido más accesible al público”.

Este libro es especialmente atractivo para el público no especializado en física ya que “los libros de divulgación se basan regularmente en conceptos, mientras que éste tiene un contenido histórico, lo cual hace rico el contenido”, dijo Melesio.

Además, en la sesión el investigador compartió su participación en otros proyectos como el A Large Ion Collider Experiment (ALICE), uno de siete experimentos para el Gran Colisionador de Hadrones (GCH) de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

Hasta el próximo 27 de septiembre, diferentes autores de La Ciencia para Todos se estarán presentando los días miércoles de cada semana a las 17 horas en el auditorio Alejandra Jáidar en el IF.



Diálogos entre la Física y la Divulgación, con Arturo Menchaca y Lucina Melesio. Foto: David Salcedo.