NOTICIAS

Presentan libros sobre historia de la física en México

David Salcedo
11/sep/2017

La Sociedad Mexicana de Física (SMF) presentó sus dos nuevos libros “La Física en México” y “Sobre los Inicios de la Profesionalización de la Física en México”, los cuales retratan la situación actual, los avances y la historia de esta ciencia en el país.

La presentación, realizada el pasado 31 de agosto en el auditorio de Alejandra Jáidar del Instituto de Física de la UNAM, contó con la presencia de investigadores de la misma institución como el emérito Jorge Valdés Flores y el director del IF, Manuel Torres Labansat.

Además, asistió al evento la directora adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Julia Tagüeña Parga; el director del Instituto de Geofísica, Jaime Urrutia Fucugauchi; el coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, William Lee Alardín y el expresidente de la SMF, Francisco Ramos Gómez.

El tomo “La Física en México” contiene 13 capítulos de ramas de la física que son estudiadas actualmente en el país, como la astronomía, óptica, geofísica, física médica, física nuclear, entre otras.

De acuerdo con el prólogo de este volumen “el propósito es presentar un panorama de los temas que se trabajan en México, las instituciones que albergan los trabajos y, en algunos casos, las personas o grupos que los realizan”.

Asimismo, los editores Susana Lizano Soberón, Francisco Ramos Gómez y Jaime Urrutia Fucugauchi, escriben sobre los avances de infraestructura y recursos humanos de esta disciplina en los últimos 30 años.

“Esto puede verse en varios aspectos: la multiplicación de las instituciones dedicadas a la investigación en física; el incremento y la diversidad de ubicación geográfica de las escuelas con carreras y posgrados de física y áreas afines”, prologan los editores.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en el estudio Compara Carreras 2016, hay aproximadamente siete mil 500 estudiantes matriculados en las 32 universidades que imparten física en el país, aunque la mayoría se concentran en la UNAM, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Iberoamericana, hay instituciones que imparten la carrera en Puebla, Guanajuato, San Luis Potosí, Nuevo León Veracruz, entre otros.

El IMCO también indica que un egresado en la carrera de física gana aproximadamente 24 mil 59 pesos al mes, poco más del triple de lo que recibe un egresado de filosofía, alrededor 7 mil 600 pesos mensuales.

Por su parte, el libro titulado “Inicios de la Profesionalización de la Física en México” es un registro testimonial del simposio “Historia del surgimiento de la física profesional en México”, organizado en la Facultad de Ciencias de la UNAM el año pasado en honor a los 75 años de nacimiento del emérito Jorge Flores Valdés.

En dicho simposio varios físicos nacionales, alumnos de los primeros científicos como Juan Oyarzábal o Marcos Moshinsky, compartieron sus experiencias de los primeros años de esta disciplina como profesión.

Los editores de este libro, el expresidente de la SMF, Francisco Ramos, y el investigador del Instituto de Ciencias Físicas, Alejandro Morales Mori escriben en el prólogo que “la ciencia -y en particular la física- nunca tuvo un firme arraigo ni formó parte central de la cultura mexicana”.

Pese a eso, es innegable que hoy en día la física es una de las disciplinas más importantes en México, por lo cual este tomo tiene especial importancia histórica, ya que, como mencionan los editores “da a conocer de primera mano las circunstancias que dieron lugar a la física como la profesión que conocemos hoy”.

Durante la presentación, Jaime Urrutia recalcó la importancia que tienen estos nuevos textos para la sociedad y la comunidad científica, tanto por el contenido histórico, como por el contextual. “Los libros tienen el potencial de ser usados en todo Iberoamérica, sería cuestión de sacarles el mayor provecho”, indicó.

Los nuevos retos para los físicos mexicanos

Uno de los temas centrales de la presentación de los dos libros de la SMF en el IF, fue la importancia de fomentar la física en México para enfrentar nuevos retos.

Para promover esta disciplina, “sería interesante que la SMF se pusiera en contacto con las instituciones de nivel medio superior, particularmente con la UNAM, para producir más libros de texto”, dijo Jorge Flores.

Además, el investigador hizo hincapié en la divulgación la ciencia, pues dijo que se ha realizado una labor “interesante, particularmente dentro del IF” con la colección La Ciencia Para Todos, la cual cuenta con 244 libros de diversos temas como la astronomía, biología, física, química, matemáticas, entre otras.

Sobre los nuevos desafíos, Manuel Torres Labansat indicó que “uno de los nuevos retos es diseñar nuevos programas relacionados con la física que estén más dirigidos a responder problemas concretos, problemas del país, un ejemplo es la física médica”.

“Sin embargo solo existen dos instituciones con ese programa en el país, la UNAM y la Universidad Autónoma del Estado de México, que han sido exitosos. Los graduados obtienen un trabajo prácticamente de inmediato porque hay una gran necesidad en el sector salud de este tipo de científicos”, explicó el director del IF.

De igual forma, William Lee explicó que “hace falta consolidar la ciencia física en términos de grandes iniciativas de proyectos colaborativos que sean de manera colectiva y no simplemente de producción individual, para que tengan un impacto más fuerte”.

Uno de los propósitos de la física es crear soluciones, proponer respuestas, así como entender el funcionamiento del mundo, después de todo, como dijo el físico estadounidense Richard Feynman, “la física es como el sexo, a veces se tienen resultados prácticos, pero no es por eso que lo hacemos”.

Ambos libros están disponibles como descarga gratuita en la página del SMF:

Sobre los Inicios de la Profesionalización de la Física en México

La Física en México