NOTICIAS

Ciudadanos informados y vigilantes, clave para combatir la corrupción

Carlos Antonio Sánchez
1/dic/2017

Frente a los actos de corrupción en México, ¿qué podemos hacer los ciudadanos? Para Jacqueline Peschard, presidenta del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), “hay que denunciar y no sólo gritarle a Peña”, dijo durante su visita al IFUNAM el pasado 21 de noviembre para ofrecer una charla titulada “Los desafíos del Sistema Nacional Anticorrupción”, en el marco del ciclo “El Instituto de Física ante la problemática nacional ¿Qué podemos hacer?”.

De acuerdo con Peschard, el Sistema Nacional Anticorrupción tiene como objetivo prevenir, detectar, investigar y encaminar la situación legal para que el gobierno de sancione faltas administrativas graves y los actos de corrupción.

“La corrupción es el abuso y mal uso de funciones de poder que ocurre por redes de protección, complicidad, opacidad y que involucra a entes públicos y su relación con privados”, explicó la académica.



Jaqueline Peschard en su visita al IFUNAM. Foto: Carlos Antonio Sánchez.

Peschard contó cómo Paris Martinez, periodista de Animal Político, investigó, a través de más de 2 mil solicitudes de información, una compra gubernamental de alarmas sísmicas que estaban destinadas a distintos municipios. Concluyó que nunca fueron entregados, sino que fueron almacenados en bodegas y algunos vendidos.

“Nosotros le damos seguimiento a este tipo de casos y lo que hacemos es decirle a la autoridad: 've e investiga'. Es a mediano plazo, y nuestra intención es que la sociedad esté más dispuesta a la condena social, como la que hace el periodismo de investigación”, dijo.

Para la académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el cambio está en los ciudadanos y el primero paso es estar informados. El problema es que de pronto “piensan que pueden tomar el lugar de las instituciones que están corrompidas y no, lo que tienen que hacer es presionar para asegurarse que las instituciones funcionen”.

Tras ser cuestionada sobre qué pueden hacer los científicos ante los problemas por los que atraviesa el país, Peschard concluyó: “necesitamos un ejército de ciudadanos que vigile al gobierno, la ley 3de3 nació a partir de la organización ciudadana, juntaron más de 600 mil firmas y lo lograron, sin necesidad de llenar el Zócalo, y ahora los servidores públicos tienen que dar sus declaraciones patrimoniales”, explicó.

De acuerdo con la académica, la comunidad científica es la clase más preparada de este país, así que debe fungir como vigilante de las instituciones. “La UNAM tiene una enorme credibilidad moral y eso es lo que podemos explotar ante actos de corrupción”.



Jaqueline Peschard en su visita al IFUNAM. Foto: Carlos Antonio Sánchez.