NOTICIAS

Arturo Menchaca: nuevo investigador emérito del Conacyt

Luciana de la Fuente
11/sep/2018

El pasado 29 de agosto el investigador de física nuclear experimental, Arturo A. Menchaca Rocha, fue incorporado a la lista de investigadores eméritos por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Este título es el más alto en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y se obtiene cuando el Conacyt reconoce a un investigador por su relevante trayectoria dentro de alguno de los campos de conocimiento.

El Director General del Conacyt afirmó que los nuevos miembros, “al sumarse al listado (de eméritos), adquieren una responsabilidad de asumirse como líderes de la comunidad científica que representa un ejemplo para las nuevas generaciones de jóvenes investigadores”

El Conacyt fue fundado en 1970 por disposición del H. Congreso de la Unión, sin embargo, el reconocimiento de investigadores eméritos surge por primera vez en 1992. A partir de entonces, se ha nombrado anualmente a nuevos investigadores como eméritos, sumando a la fecha 167 en total.



Menchaca y Cabrero. Foto: Conacyt.

La física experimental de Menchaca

Arturo Menchaca, actual Coordinador General del Consejo Consultivo de Ciencias, ingresó al Instituto de Física a los 27 años, fue Investigador Titular C a los 38 y SNI-III a los 41. En 1997 recibió el Premio a la Investigación Científica, otorgado cada año por la Sociedad Mexicana de Física. Posteriormente, en 2003, recibió la medalla Fernando Alba al desarrollo de física experimental, el Premio Nacional de Ciencias en 2004 y el premio Quo-Discovery a la divulgación científica en 2012.

El físico nucleoexperimental comenta que haber recibido el Premio Nacional de Ciencias significó una importante cúspide en su carrera, puesto que fue un enorme prestigio recibir dicho reconocimiento por el presidente de México, en ese entonces, Vicente Fox.

“Después de recibir el Premio Nacional de Ciencias sentí que era momento de emprender aventuras más arriesgadas”, agrega el doctor en física. Menchaca es uno de los científicos que ha representado a México en importantes proyectos en el extranjero. Tal es el caso de ALICE (A Large Ion Collider Experiment) por parte de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

Con su grupo de trabajo desarrolló un instrumento que él mismo refiere como el corazón de ALICE: un detector llamado V0A que funciona con centelleo. ALICE, puede generar miles de protones partiendo con tan solo dos. A partir de estas colisiones entre protones o núcleos, en ALICE se produce antimateria por un mecanismo que, en teoría, debió ocurrir también en el Big Bang.

Alrededor del año 2000, Menchaca participó, junto con un equipo de investigadores que él mismo formó, en la construcción de un detector de antimateria llamado Alpha Magnetic Spectrometer (AMS). En su momento, este grupo de la UNAM fue el único de Latinoamérica en participar en el proyecto AMS; en 2011, el detector fue colocado en la Estación Espacial Internacional.



Los nuevos eméritos del IFUNAM. Foto: Conacyt.

La tarea del AMS consiste en buscar antimateria presente en el espacio exterior. Tiene la capacidad de identificar la carga eléctrica (incluyendo el signo), la masa y la energía de las partículas. Dependiendo de ello, separa con su campo magnético las partículas de las antipartículas.

Otro de sus trabajos reconocidos es el detector de rayos cósmicos que se instaló bajo la pirámide del Sol en Teotihuacán. Éste fue instalado para analizar y observar la estructura interna de la pirámide con propósitos arqueológicos. Los resultados mostraron variaciones de densidad, mismas que podrían estar asociadas con un patrón de humedad. De ser esto correcto, la edificación podría estar perdiendo solidez en algunas zonas.

Además de dichas colaboraciones, Menchaca ha contribuido con relevantes aportaciones para el desarrollo de la física experimental. Algunas de ellas son: hacer espectroscopía con núcleos pesados, probar que la fusión y fisión de gotas y de núcleos no son procesos inversos en el tiempo, y demostrar que el mojado de gotas que se mueven en superficies rugosas es constante.

Actualmente, el grupo del doctor en física trabaja en un proyecto local que pretende colocar un detector de rayos cósmicos a un lado del volcán Popocatépetl, también con propósidos de imagenología interna. Este estudio permitirá monitorear en tiempo real el ducto de lava del volcán, para prevenir desastres naturales.

Emérito del Conacyt

La carrera científica de Menchaca refleja importantes contribuciones al desarrollo de la física en México, además de que ha sido pionero en la física experimental tanto en el Instituto de Física como en el país. El experto en física afirma que su nombramiento como emérito significa un reconocimiento sumamente honorable, tanto en su vida profesional como personal:

“Es una distinción de la cual me siento orgulloso. En la vida uno se plantea metas científicas que al final de cuentas representan los méritos que son reconocidos a través de premios. Es una sensación agradable que me pone filosófico, porque significa que he llegado a una cima”, afirmó.

Además de Menchaca Rocha, fueron siete investigadores más quienes recibieron el mismo reconocimiento: Mauricio Hardie Beuchot, del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM; Guillermo Tenorio Tangle, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE); Federico Bermúdez Rattoni, del Instituto de Fisiología de la UNAM; Annie Pardo Cemo, de la Facultad de Ciencias de la UNAM; Jorge Guillermo Durand Arp-Nisen, de la Universidad de Guadalajara; y Guillermo de la Peña Topete, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).