NOTICIAS

La biofísica, sistemas complejos y la física fundamental, áreas reconocidas con los premios del IFUNAM

Luciana de la Fuente
10/dic/2018

Se entregaron hoy el premio Jorge Lomnitz y las medallas Fernando Alba y Marcos Moshinsky 2018 a tres investigadores mexicanos dedicados a la gravedad cuántica y la física biológica.

Tanto la física biológica como la física fundamental son dos de las áreas de la física más novedosas, que no han sido desarrolladas a profundidad en el país, por lo que estos reconocimientos, que honran la memoria de tres reconocidos físicos, son una forma de fortalecer e impulsar estas líneas de investigación. Los reconocimientos son otorgados cada año por el Instituto de Física y la Academia Mexicana de Ciencias. “Queremos continuar con este esfuerzo compartido y que haya muchos más”, dijo José Luis Morán López, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

Los galardonados, José Elías Pérez López, Alejandro Corichi Rodríguez Gil y Braulio Gutiérrez Medina, pertenecen respectivamente a las siguientes instituciones: Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Centro de Ciencias Matemáticas de la UNAM (CCM) y al Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT). Cada uno de ellos fue presentado por distinguidos investigadores, mismos que formaron parte del presídium y reconocen su mérito homenajeado con dichos reconocimientos.

El presídium de la ceremonia estuvo conformado por Manuel Torres Labansat, director del Instituto de Física; José Luis Morán López, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias; Miguel Antonio Costas Basín; de la Facultad de Química de la UNAM; Roberto Alexander-Katz, de la Universidad Autónoma Metropolitana y Chryssomalis Chryssomalakos, del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM.


Ganadores y preídium de la ceremonia de PremIos IFUNAM. Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.

Premio Jorge Lomnitz Adler: física biológica

El propósito de esta distinción es reconocer las aportaciones notables de científicos mexicanos en las áreas de dinámica no-lineal, sistemas complejos y física biológica. En esta ocasión, el premio lo obtuvo el área de física biológica al ser otorgado a Braulio Gutiérrez Medina, quien estudió la licenciatura de física en la Facultad de Ciencias de la UNAM y es miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Presentado por Miguel Costas, el investigador resaltó el papel de Gutiérrez al crear, desde cero, un laboratorio de física biológica en San Luis Potosí junto con el apoyo del IPICYT. Este laboratorio ha desarrollado, entre varias otras cosas, dos destacadas técnicas de investigación: la visualización de células sin tinción y de estructuras celulares por medio de microscopía óptica y los equipos de manipulación de macromoléculas bilógicas a nivel individual mediante pinzas ópticas.

“En México la física biológica existe, está desarrollada, pero hay poco trabajo experimental. El laboratorio significa buenas noticias para impulsar esta área”, mencionó Gutiérrez en su discurso.

Gutiérrez también fue reconocido por el papel que ha tenido en la formación de nuevos profesionales. “En nuestro laboratorio no solamente hacemos física, sino que empleamos todas las técnicas de la biología molecular. Esta combinación ha sido muy importante y gratificante en la formación de los estudiantes”, afirmó Braulio Gutiérrez.


Braulio Gutiérrez Medina, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT). Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.

Medalla Fernando Alba: sistemas complejos

Este reconocimiento fue instaurado en 2003 por el IF y el área a distinguir, por parte de científicos nacionales, es la física experimental. Este año, la medalla fue otorgada a José Elías Pérez López, quien después de dos estancias posdoctorales, en el 2000 se incorporó al Instituto de Física de la UASLP, donde labora actualmente. Pérez López es Investigador Nacional nivel III y la temática de su trabajo trata principalmente sobre física de sistemas complejos (materia suave condensada).

“Elías Pérez es un investigador muy singular: tiene la capacidad de realizar experimentos complejos, y al mismo tiempo, desarrollar la teoría para interpretar los resultados de los mismos”, afirmó Roberto Alexander-Katz, quien presentó al galardonado.


José Elías Pérez López, del Instituto de Física de la UASLP. Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.

Medalla Marcos Moshinsky: física fundamental

Instaurada en 1993 por el IFUNAM, esta medalla distingue al campo de la física teórica y las relevantes aportaciones dentro del mismo por parte científicos nacionales. Alejandro Corichi Rodríguez Gil fue el galardonado de este año.

El trabajo de Corichi se enfoca en el campo conocido como gravedad cuántica. Su presentador, Chryssomalakos, afirmó que la contribución de Rodríguez Gil ha sido fundamental, ya que ha sido coautor de algunos de los artículos seminales que establecieron las bases algebraicas del proceso matemático subyacente, entre otras contribuciones destacadas.

Durante su discurso, Corichi mencionó que la física fundamental (teórica) se encuentra estancada, en un estado de crisis debido a elementos que siguen siendo desconocidos, como la energía oscura. Sin embargo, esto significa que hay mucho trabajo por hacer todavía.

“Es un particular honor recibir esta medalla, con todo lo que involucra su nombre, Marcos Moshinsky. También es un aliento, una inyección de energía para ir hacia el futuro en este camino bastante incierto que escogí”, aseguró Corichi.


Alejandro Corichi Rodríguez Gil. Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.

El director del Instituto de Física, Manuel Torres Labansat, destacó la importancia de estos tradicionales premios que permiten identificar la gran variedad y riqueza que tiene México en distintas áreas de la Física. Recordó el inicio del IFUNAM, que cumple 80 años, como el primer instituto de física en el país y resaltó el gusto de poder conmemorar cada año a figuras tan distinguidas que han influido en el desarrollo del mismo como Jorge Lomnitz Adler, Fernando Alba Andrade y Marcos Moshinsky Borodiansky.