NOTICIAS

Se aplica por primera vez en México el examen IMPCB para físicos médicos

Evelyn C. Ayala
10/dic/2018

Uno de los objetivos para el posgrado en física médica es el reconocimiento profesional de sus estudiantes quienes trabajan codo a codo con médicos en clínicas y hospitales para desarrollar investigación enfocada a radioterapia e imágenes de diagnóstico. Por ello, el pasado 8 y 9 de septiembre algunos estudiantes presentaron la prueba IMPCB (International Medical Physics Certification Board), un examen que en años anteriores sólo certificó a otros profesionales de la salud.

“La certificación es uno de los elementos que constituyen el camino para la completa formación de un físico médico clínico y requisito para el pleno reconocimiento de su trabajo dentro del equipo médico multidisciplinario”, dijo a Noticias IFUNAM, María Ester Brandan, tutora de la maestría en ciencias UNAM (física médica).

De acuerdo con Brandan, el examen IMPCB que se aplicó en la instalaciones del Instituto de Física de la UNAM se ajusta a las recomendaciones internacionales del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y consistió en tres partes: conocimientos generales de aplicaciones de física en medicina, conocimientos específicos en un área de especialidad; y una evaluación oral de las habilidades en un área de especialidad.

Para la primera parte el IMPCB exigió tener un grado avanzado (maestría o doctorado) en Física, Física Médica o similar; para la segunda, tener dos años de experiencia clínica en el área de especialidad; y para la tercera, haber aprobado las otras dos partes al menos 6 meses antes. En la primera parte se inscribieron nueve estudiantes y seis de ellos aprobaron también la segunda parte y son graduados de la maestría en física médica de la UNAM.

Tres de ellos se certificaron en el rubro de radioterapia: la maestra en ciencias Mariana Hernández quien estudió la licenciatura en física y matemáticas en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y quien labora en el Centro Médico ABC de la Ciudad de México; Evangelina Figueroa, también física por el IPN y quien trabaja en la Corporación Oncológica México Americana en Aguascalientes; y Diana García, física por la Universidad Autónoma de Zacatecas y trabaja en el Hospital de la Mujer de la Secretaría de Salud en la Ciudad de México.

Para el área de imágenes de diagnóstico aprobaron los maestros en ciencias Adriana Moreno quien estudió la licenciatura en física en la Facultad de Ciencias de la UNAM y trabaja en la Dirección de Cáncer de la Mujer del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud, en la Ciudad de México. Lucero Zúñiga también de la UNAM quien trabaja en el Centenario Hospital Miguel Hidalgo en Aguascalientes; y Jorge Castillo de la Licenciatura en Física Nuclear en el Instituto de Tecnologías y Ciencias Aplicadas en La Habana, Cuba (ahora, Facultad de Ciencias Nucleares de la Universidad de la Habana) y actualmente trabaja en el Servicio de Radiodiagnóstico del Instituto Nacional de Cancerología.

Quienes ya aprobaron las dos primeras etapas, ahora deben aprobar la última y entonces de convertirían en los primeros físicos médicos laborando en México que cuenten con una certificación internacional de su formación, conocimientos y habilidades clínicas. “Los primeros certificados podrán, a mediano plazo, formar un consejo nacional de certificación capacitado para brindar a otros el reconocimiento que ellos lograron en esta primera etapa (lineamientos para esta acción también los ha establecido el IMPCB)”, dijo María Ester Brandan.

Con esta certificación individual se garantiza que el físico médico, además de contar con el título, grado y entrenamiento clínico apropiados, cuenta con los conocimientos y habilidades que le permitan desarrollar su tarea clínica de manera competente e independiente.