NOTICIAS

Libertad Barrón, relaciones fundamentales para hacer física de vanguardia

David Salcedo
10/jun/2019

Las relaciones fundamentales en la materia son importantes: la mantienen unida, generan nuevos elementos y, básicamente, crean todo lo que nos rodea. Pero otras fuerzas son las que le permitieron a la investigadora del Instituto de Física, Libertad Barrón Palos, desarrollar física nuclear de vanguardia: las relaciones fundamentalmente humanas, las que la ayudaron a consolidarse como una especialista en física nuclear y aplicaciones a la radiación.

La primera de esas fuertes relaciones fue fundamental para generar su deseo de estudiar física. “Esa historia es muy bonita. Creo que desde la secundaria sabía que quería estudiar física, gracias a un maestro de matemáticas, que me invitó a ser parte de un grupo de alumnos con gustos y habilidades para esa materia, fui a la Facultad de Ciencias de Universidad Autónoma de San Luis Potosí”, cuenta la investigadora a Noticias IFUNAM.

Ahí les dieron un tour y entraron a un laboratorio donde había un osciloscopio, un aparato que muestra cómo varían con el tiempo las señales electromagnéticas. “Lo vi, y eso me impresionó mucho. Recuerdo con mucha claridad que quería saber qué pasaba ahí, quería saber cómo algo estático, inamovible, generaba algo que veía en pantalla y que se movía. Eso despertó una curiosidad en mí de entender qué estaba pasando. Ese día supe que quería estudiar física”, recuerda.

Perfiles IFUNAM. Realización: Carlos Antonio Sánchez. Entrevista: David Salcedo. Unidad de Comunicación 2019.

Libertad Barrón, nació en Fresnillo, Zacatecas. Ahí estudió desde la primaria hasta la Preparatoria 3, de la Universidad Autónoma de Zacatecas. “Mi padre es docente ahí desde hace más de 40 años, luego estudié en la Universidad Autónoma de Nuevo León la licenciatura en Física”, detalló.

Durante su licenciatura, en 1998, la investigadora se inscribió al programa Verano de la Investigación Científica, de la Academia Mexicana de Ciencias, que se impartió en Ciudad Universitaria. En esa visita, inició otra relación fundamental para su carrera académica: conoció a Efraín Chávez, también investigador del IFUNAM, quien le explicó la relevancia de hacer física y las posibilidades de dedicarse a ella para, luego, poder a la astrofísica nuclear.

“Ese verano me convencí de que la física era lo mío: estuve trabajando varios experimentos en el pelletrón (un acelerador de iones que sirve para estudiar las interacciones de la radiación con la materia y mejorar el funcionamiento de la dosimetría). Aprendí sobre las reacciones nucleares que ocurren en las estrellas, lo cual me sirvió para hacer posteriormente mi posgrado en Ciencias Físicas en la UNAM y mi doctorado, el cual concluyó en 2005”, dice la zacatecana.

Libertad es la única de su familia que decidió dedicarse a la ciencia. “En mi familia hay médicos, economistas, pero nadie de las ciencias exactas ni de ingeniería, creo que fue una sorpresa para mi familia, porque era distinto, pero recibí mucho apoyo de todas maneras”.

Libertad Barrón fue la única en su familia que decidió dedicarse a la ciencia.

Luego de terminar su doctorado, Libertad Barrón realizó un posdoctorado en la Arizona State University y participó en Los Alamos National Laboratory, ambos en Estados Unidos. Ahí se dedicó a estudiar la física fundamental con neutrones, realizando observaciones y análisis de fenómenos como la violación de la simetría de paridad (P) en la interacción débil hadrónica, el momento dipolar del neutrón, la violación CP (elemento importante para explicar porqué hay más materia que antimateria en el Universo), o la interacción débil hadrónica.

Al concluir su estancia en Estados Unidos en 2007, Libertad regresó al IFUNAM como investigadora. “Lo que yo trabajo aquí, y creo que nos hemos vuelto especialistas en esta materia, es en el transporte de espín de neutrones y transporte de algunas otras especies que se usan en conjunto con los neutrones como el 3He polarizado” (un elemento raro en la Tierra, pero abundante en el Universo y que procede del interior de las estrellas).

Su nueva relación fundamental nació con un equipo de académicos y técnicos que le permitieron producir equipo 100% mexicano. “Aquí realizamos el diseño y construcción de instrumentos para el transporte de neutrones, ya que tenemos el taller mecánico que tiene el más alto nivel de calidad para hacer dispositivos que puedan hacer campos magnéticos de alta precisión”, afirma.

Perfiles IFUNAM. Realización: Carlos Antonio Sánchez. Unidad de Comunicación 2019.

Ella analiza los neutrones de baja energía y la física fundamental de este tipo de partículas sub-atómicas. Algunos de sus trabajos más recientes están relacionados con el acoplamiento en la interacción nuclear débil, fenómeno en el cual, los núcleos cambian su estructura interna para formar otros elementos. Otro tema relevante en el que trabaja es el estudio del momento dipolar eléctrico del neutrón, que está fuertemente relacionado con la violación de CP (elemento importante para explicar porqué hay más materia que antimateria en el Universo).

“Lo que hago, en conjunto con los estudiantes, es estudiar muchas cuestiones enigmáticas de la física contemporánea, la variedad de los temas y las motivaciones van más allá de la física nuclear. Nos interesa entender cómo son las interacciones más fundamentales de entre los componentes de los núcleos atómicos, neutrones y protones”, explica.

La investigadora zacatecana considera que uno de los mayores retos de su área de estudio es tener que trabajar a escalas muy pequeñas y de manera muy precisa, por ejemplo, en los fenómenos de la interacción nuclear débil, efectos que ocurren una vez en 10^7 eventos, a escalas de 10^-18 m.

Libertad Barrón ha publicado más de 15 artículos regulares en revistas especializadas y cuenta con más de 200 citas. Es una especialista muy versátil, pues en su trabajo tiene que modelar por computadora, usar software especializado, calcular, posteriormente meter las manos en el taller, embobinar, probar, ensamblar instrumentos y, finalmente, comprobar que todo el proceso haya sido el correcto.

“Ser parte del IFUNAM es un sueño hecho realidad, desde que vine al Instituto como estudiante hasta ahora como investigadora. Es algo que estaba en mi mente, que al final de ese camino pudiera incorporarme a esta institución, estar en la UNAM, tener la oportunidad de vivir y experimentar cada día lo que me gusta. Venir, sentarme, ver un campus tan bonito y especial, y aprender todos los días algo nuevo”, dice sonriendo.

Perfiles IFUNAM. Realización: Carlos Antonio Sánchez. Unidad de Comunicación 2019.