NOTICIAS

David Ley, una de las mentes detrás del diseño de dispositivos en el IF

Yanine Quiroz
30/oct/2019

Hacer experimentos en áreas de la física como fenómenos magnéticos y ópticos, requiere que los científicos cuenten con equipos y dispositivos altamente especializados y que funcionen correctamente. David Ley Domínguez es el técnico académico del Instituto de Física (IF) responsable de diseñar los equipos que se emplean en dos de los laboratorios que alberga esta institución.

Se trata del Laboratorio de Dinámica de Magnetización, donde se estudia la física de las ondas de espín en materiales magnéticos con lo cual es posible desarrollar dispositivos de telecomunicaciones, por ejemplo, y el Laboratorio de Nanofotónica Avanzada, que investiga la interacción entre luz y materia en la nanoescala para crear nanoestructuras que puedan aplicarse en áreas como la medicina o la óptica. En ambos laboratorios, David Ley funge como técnico académico y su apoyo en el diseño de dispositivos es fundamental.

Para llegar a estar detrás de esta labor que requiere habilidades experimentales, analíticas y computacionales, el investigador se especializó en el estudio de las propiedades mecánicas y magnéticas de los materiales, un área que le resultaba fascinante desde el principio de su carrera. “Cuando entré a estudiar ingeniería física me empezó a gustar la experimentación en los laboratorios, especialmente todo lo relacionado a los materiales”, cuenta.

Ese interés continuó en sus estudios de maestría en ciencias de los materiales en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), de donde él es originario, después en el doctorado en ciencias de los materiales en el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV) en la ciudad de Chihuahua, y el posdoctorado en materiales magnéticos en la UACJ.

Perfiles IFUNAM (Técnicos Académicos): David Ley. Entrevista: Yanine Quiroz. Realización: Carlos Antonio Sánchez. Unidad de Comunicación 2019.

De las ondas de espín a la creación de dispositivos

Parte de lo que el técnico académico aprendió en su doctorado se relaciona con temas como radiofrecuencias, microondas, fabricación de muestras nanométricas, medidas de resonancia, así como con la generación y detección de ondas de espín y de corrientes de espín, lo que le permitió desarrollar sus habilidades en la experimentación con materiales, en la fabricación de dispositivos y la manipulación de ondas de espín y corrientes de espín.

“Durante mis estudios en Chihuahua hice una estancia posdoctoral en el Instituto de Física de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) en Brasil. Algo que me gustó de estar ahí es que la mayoría de los equipos eran hechos en casa, entonces aprendí bastante sobre cómo fabricar muestras y algunos otros dispositivos”, señala David Ley.

Más tarde se trasladó al centro del país para ingresar al IF por una gran motivación: “decidí venir a trabajar aquí, al IF, porque hay pocos lugares, o tal vez sea de los únicos que hay en México, donde se investiga el área de espintrónica”, asegura el investigador.

La experiencia que el técnico académico adquirió tanto en sus estudios en México como en Brasil sirvieron de base para que, una vez que ingresara a los laboratorios del IF, apoyara en la fabricación de nuevos dispositivos, como un magnetrón sputtering para el depósito de películas ferromagnéticas nanométricas y un equipo magneto-óptico con el que los físicos pueden medir la magnetización de películas delgadas y así estudiar la propagación de ondas de espín en ellas.

David Ley. Foto: Perfiles IFUNAM/Carlos Antonio Sánchez.

“Las ondas de espín son perturbaciones magnéticas que se propagan a través de un material magnético y la idea es comprender bien cómo es su comportamiento para que en un futuro se puedan hacer dispositivos de telecomunicaciones más eficientes que mejoren la interacción de las personas”, asegura el técnico académico del IF.

También ha colaborado en mediciones utilizando una sonda magneto-inductiva con la que es posible excitar ondas de espín y detectarlas con el fin de conocer cómo éstas se propagan en el material magnético.

Orgullo Puma

Trabajar en el Instituto de Física le ha permitido aplicar su conocimiento y al mismo tiempo aprender nuevas técnicas o utilizar nuevos equipos para estudiar las ondas de espín.

Además, añade, una de sus funciones es brindar apoyo a los estudiantes para enseñarles, por ejemplo, a tomar medidas de los equipos de los laboratorios.

Por eso, para David “la UNAM representa una manera de ejercer mis habilidades que tengo y a la vez seguir aprendiendo”. Y eso es lo que aconseja a los futuros estudiantes de esta área de la física: “que sigan estudiando, que hagan lo que les guste; siempre puede haber un lugar donde puedan trabajar en la investigación de materiales”, finaliza.

David Ley. Foto: Perfiles IFUNAM/Carlos Antonio Sánchez.