NOTICIAS

Medallas para Ciro Falcony y Jorge Hirsch

Aleida Rueda
13/dic/2012

Ciro Falcony Guajardo, investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav), y Jorge Hirsch Granievich, del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM, recibieron este martes 11 de diciembre las medallas Fernando Alba y Marcos Moshinsky, respectivamente, por su excepcionales contribuciones en distintas áreas de la física.

La ceremonia de premiación estuvo presidida por Manuel Torres Labansat, director del IFUNAM; José Saniger, director del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico; Jorge Flores, investigador emérito del IFUNAM; Feliciano Sánchez Sinencio, investigador emérito del CINVESTAV; y Octavio Castaño, investigador del ICN.

La presentación de Falcony corrió a cargo de Sánchez Sinencio quien dijo que “en sus 36 años de investigación, el doctor Falcony ha publicado más de 180 artículos en revistas internacionales, los cuales han sido ampliamente citados (1,590 citas); ha sido responsable de más de 15 proyectos de investigación incluyendo proyectos de cooperación internacional y de vinculación en México”.

El trabajo de Falcony sobresale por sus contribuciones al desarrollo de materiales para la microelectrónica como dispositivos de memoria de circuitos integrados, recubrimientos duros y decorativos sobre vidrios, alambres superconductores y materiales luminiscentes.

Luego de recibir la medalla, Falcony habló de sus inicios como físico en el CINVESTAV. “En 1982 (cuando volvió de una estancia de dos años en IBM, Nueva York), la situación no era muy diferente de ahora, la situación era difícil desde el punto de vista económico, el apoyo a la ciencia y la tecnología era malo. Por eso, dijo, fue tan importante el grupo de física de estado sólido que encabezó Sánchez Sinencio y Jorge Helman en el que Falcony inició su prolífica carrera científica.

Falcony ha sido especialmente exitoso en la producción de materiales superconductores de alta temperatura, lo que lo ha llevado a encabezar proyectos de colaboración con la industria. Para CONDUMEX, por ejemplo, desarrolló el primer cable superconductor en México y Latinoamérica.

Actualmente, el equipo de Falcony desarrolla materiales que permiten convertir la luz de los LED’s o diodos emisores de luz (que actualmente emiten una luz azulosa) en emisores de luz blanca para poder producir una iluminación ambiental apropiada al ojo humano.

La medalla que le fue otorgada lleva el nombre de Fernando Alba, uno de los investigadores más distinguidos del IFUNAM y de la física en México. Fue el primer físico de la UNAM, el primer doctor de física del país, y ha contribuido con investigación ligada a la física experimental y al desarrollo de la instrumentación científica en México.


Falcony recibiendo la Medalla Fernando Alba 2012. Foto: Pedro Zaldívar Sánchez.

Por su parte, Octavio Castaño, investigador del ICN y ganador de la medalla Marcos Moshinsky en 1993, presentó a Jorge Hirsch quien ha trabajado como investigador en el cálculo del comportamiento de Beta Doble en núcleos pesados y deformados mediante el uso de un modelo algebraico llamado Cuasi SU(3), considerado muy relevante en el ámbito científico internacional.

De acuerdo con Manuel Torres “Jorge se ha distinguido igualmente en las labores docentes de formación de recursos humanos, divulgación y en el establecimiento de PAUTA, un programa que promueve el desarrollo de habilidades para la ciencia en niñas, niños y jóvenes.

En su participación, tras recibir la presea “que siempre había soñado”, Hirsch dio un emotivo discurso en el que agradeció a su familia, sus colegas, sus amigos, sus maestros y sus estudiantes.

“He tenido la fortuna de hacer investigación colaborando con personas de amplio conocimiento y valor humano. Cada trabajo ha sido y es una oportunidad de aprender de mis maestros, mis compañeros, colegas y estudiantes”. En física teórica, “me maravillan aún más los grandes interrogantes que vislumbramos. Desmenuzamos en nuestra mente la materia en sus componentes: moléculas, átomos, protones, neutrones, electrones, fotones. Sabemos sin embargo, que no existen como unidades aisladas, que en la enorme mayoría la suma es mucho más que las partes”, dijo Hirsch.

“Así como la materia está conectada en formas profundas e entrelazadas, también lo estamos nosotros”, refirió el investigador. “Somos parte de una red internacional de investigadores y también somos profesores que invitamos a estos espacios a los jóvenes. Me enorgullece ser parte de esta comunidad que además de hacer investigación comparte saberes y experiencias”.

La medalla que mereció Hirsch lleva el nombre de Marcos Moshinsky, cuyas vida y obra “se erige ante nosotros imponente y cobra cada día más importancia y sentido para nuestra Universidad y para el país”, concluyó Torres.


Hirsch recibiendo la Medalla Marcos Moshinsky 2012. Foto: Pedro Zaldívar Sánchez.