NOTICIAS

Egresada de Física Médica preverá arritmias con brazalete

Michelle Morelos
15/feb/2013

Para el año 2050 la cuarta parte de la población en México serán adultos mayores, calcula el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), por lo cual se busca tener un mayor control en el historial médico de las personas mayores de 60 años a través de aparatos que sirvan para tener un registro y pronosticar a tiempo enfermedades cardíacas latentes en el paciente y dar una respuesta oportuna ante este tipo de emergencias.

En esa línea, investigadores de la empresa mexicana Matersys Group, entre los que destaca Norma Paola Martínez García, graduada de la maestría en Física Médica, cuya coordinación académica reside en el IFUNAM, buscan desarrollar un brazalete geriátrico capaz de inferir el estado de salud general del usuario.

El dispositivo, único en su tipo hasta ahora, fue presentado por Martínez García durante su charla “El desarrollo tecnológico de un brazalete geriátrico y una plataforma automatizada de telemedicina”, a finales de noviembre del 2012 en el seminario de Física Médica del IFUNAM.

El brazalete opera gracias a un sistema de monitoreo automático y remoto que se encarga de analizar de manera continua las señales vitales como lo son el pulso arterial radial, la temperatura, así como el régimen de movilidad y la localización GPS conectados a una plataforma de software para proporcionar una servicio de telemedicina y teleasistencia.

Una de las técnicas en las que se basan para realizar estos monitoreos es la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca (VFC), que son las alteraciones en el intervalo de tiempo entre latido y latido del corazón, con lo cual se pueden detectar arritmias. Además, se utiliza un acelerómetro para llevar un control del régimen de movilidad del usuario y prevenir problemas por deterioro físico y cognitivo.

Al respecto, la investigadora comentó a noticias IFUNAM: “Con el estudio de las VF somos capaces de distinguir entre una persona saludable y otra que no lo es, a pesar de que físicamente luzca bien, esto nos ayuda a definir nuevos métodos de diagnóstico estudiando biomarcadores no sintomáticos”.

La VFC representa un factor de riesgo muy importante para la salud del paciente. Una variabilidad del ritmo cardíaco pequeña es síntoma de algún problema cardíaco o neurológico. “Encontramos incluso que una desviación (σ) de al menos 10 milisegundos es un pronóstico de muerte súbita próximamente”, comentó Martínez García.


Funcionamiento del modelo diseñado para identificación y clasificación de algunos tipos de arritmias en la señal de pulso. Este ejemplo fue obtenido de la base de datos de physionet, paciente 10 de la base de datos mgh, en la grafica superior se observa un sergmento de la señal ECG de dicho paciente, en la siguiente gráfica se muestra la señal de pulso así como su correspondiente tiempo entre latidos (intervalo inter pulso IIP), y en la gráfica inferior la clasificación de cada latido en normal o extrasistole.

Toda la información recabada por el brazalete es enviada a una base de datos para crear un expediente médico electrónico. El objetivo es que toda la información se encuentre en la “nube” en la web y el médico sea capaz de llevar un seguimiento sobre la medicina que toma el paciente, así como cada cuanto debe de tomarla, además de que el paciente tenga acceso a un sistema de chat para contestar cualquier duda en tiempo real.

Entre las características del proyecto destaca la posibilidad de alertar a tiempo una emergencia vía mensaje GSM al celular de un familiar, al médico responsable del paciente y a un sistema de emergencia (hospital o centro médico) en caso de no estabilizar los signos vitales del usuario. Además se podrá conocer la localización del paciente gracias a un GPS incluido dentro del aparato.

Si se detecta una de las diferentes arritmias cardíacas, se crean señales y se empieza a monitorear la frecuencia con que aparecen estas arritmias, para cada paciente se establece un umbral en la frecuencia y si se rebasa este umbral se manda un aviso automático a una plataforma.

Este sistema funciona como un filtro para validar que la señal enviada por el aparato sea una emergencia real por una arritmia cardíaca que implica la atención de un especialista. Una vez validada y confirmada la existencia de un episodio cardiaco se genera una alarma que depende del grado de importancia de la arritmia.

Este dispositivo tiene una alta confiabilidad pero aún se necesita encontrar algoritmos más precisos para que no sólo sirva para detectar problemas del corazón de adultos mayores sino para toda la población.

“Nuestra labor es crear un sistema de avisos oportuno gracias a la implementación de una plataforma robusta, la cual a través del desarrollo de algoritmos más óptimos logre distinguir entre una emergencia real y otra que no lo es. El brazalete detecta en tiempo real, aunque para que los algoritmos funcionen se necesita un promedio mínimo de 10 datos; la idea es que la señal de emergencia real no tarde más de 5 minutos en ser enviada a los familiares luego de que ocurra el suceso”, mencionó la especialista en Física Médica.

Este dispositivo es único en su tipo a nivel mundial, aunque existen otros similares, éstos necesitan de personal calificado con el paciente para poder manejarlo.

Se espera que el brazalete esté listo en 2014 y su costo podría ser de unos 300 dólares, pero se estudia la propuesta de planes de renta mensual de un servicio integral de teleasistencia médica que también está en construcción por el mismo grupo con un costo aproximado de entre 500 y 1000 pesos mensuales. Con este plan buscan que el dispositivo tenga un costo más accesible, similar a la renta de un Smartphone.


Versión 4.4.4 del prototipo del brazalete geriatríco VACS.

Enlaces Relacionados

Link a sitio web de la empresa:

http://www.matersys.com/