NOTICIAS

Inauguran laboratorios de vanguardia en el IFUNAM

Aleida Rueda
20/ago/2013

Un conjunto de laboratorios que permitirán incursionar en nuevas líneas de investigación como óptica, nanociencias o física médica ha sido inaugurado en el IFUNAM con la presencia del rector de la UNAM, José Narro Robles, el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, investigadores e invitados especiales.

Se trata de siete laboratorios, todos ellos liderados por uno o más investigadores del IFUNAM, y con la participación de técnicos académicos y estudiantes, que tendrán como objetivo la producción de ciencia de vanguardia y la formación de profesionales con habilidades y conocimientos más sofisticados.

Uno de ellos es el Laboratorio de Espectrometría de Masas con Aceleradores (LEMA), que lideran Corina Solís y Efraín Chávez, equipado con la mejor tecnología existente para separar átomos individuales con el fin de medir en un material concentraciones de elementos de diferentes especies con una altísima sensibilidad.

De acuerdo con Chávez, al acoplar dos espectrómetros magnéticos con un acelerador, se rompen las moléculas y se acaba con la contaminación que puede dificultar la investigación atómica. Con ello, el LEMA se convierte en el primero en América Latina en "llegar al último análisis posible de un material: contando uno por uno los átomos que lo constituyen".

Por otra parte, el Laboratorio de Dinámica de Magnetización, de César Leonardo Ordóñez Romero, permitirá realizar investigación sobre la física fundamental de las ondas de espín en materiales magnéticos. Será una pieza clave para el desarrollo de dispositivos funcionales para telecomunicaciones y sistemas de radar. Además, contará con los avances más recientes en espectroscopía magneto-óptica, magneto-inductiva y de microondas con el fin de analizar fenómenos lineales y no lineales de la excitación, evolución y propagación de las ondas de espín.

Una de sus grandes fortalezas es que contará con el primer espectrómetro magneto- óptico por dispersión de luz Brilloin en México, para el cual se han desarrollado y diseñado piezas específicas por parte de los alumnos e investigadores del IFUNAM.

El Laboratorio de Nanociencias, a cargo de Carlos Javier Villagómez Ojeda, tiene como objetivo desarrollar un microscopio de efecto túnel y de fuerza atómica que opere en condiciones de ultra alto vacío y a baja temperatura. El sistema, que será único en América Latina y uno de los pocos en el mundo, permitirá el control a nivel de un sólo átomo o molécula, con lo que será posible investigar y experimentar con átomos y moléculas individuales adsorbidos en superficies atómicamente planas metálicas, semiconductoras y aislantes.

Se podrán observar (con mucha precisión) los cambios que suceden en sus propiedades electrónicas, ópticas y magnéticas, así como dilucidar las fuerzas que determinan su interacción, sus vibraciones y la forma en que se autoensamblan para formar estructuras más complejas.

El Laboratorio de Óptica de Superficies, dirigido por Jorge Alejandro Reyes Esqueda, se enfocará en una de las ramas más nuevas en México: la plasmónica, que combina los campos de la electrónica y la fotónica para la creación de desarrollos tecnológicos potenciales. La clave está en las propiedades de ciertos materiales nanométricos, en este caso nanoestructuras metálicas, que permiten utilizar la luz para estudiar sistemas más pequeños que la misma longitud de onda de la luz.

Con este tipo de control, se abre la puerta a una nueva miniaturización y dispositivos electrónicos con una mayor capacidad de procesamiento gracias a la unión de la rapidez de la luz con las diminutas dimensiones de la electrónica. Además se planea incursionar en la "nanoplasmónica cuántica", que incorpora los aspectos cuánticos que surgen al trabajar a escalas atómicas y que podría permitir la fabricación de dispositivos electrónicos más pequeños y rápidos.

El Laboratorio de Electrónica Molecular, liderado por Margarita Rivera Hernández, tiene como objetivo el estudio de las propiedades físicas de moléculas orgánicas semiconductras para la fabricación de películas delgadas que puedan utilizarse en dispositivos electrónicos (pantallas de computadoras, celdas solares, transistores orgánicos, sistemas de detección, etc.).

Con el estudio de sus propiedades físicas (morfológicas, ópticas, electrónicas y magnéticas), se pretende estudiar la eficiencia del transporte de carga de estos compuestos en forma de películas simples o de arreglos multicapas, que puedan dar lugar al diseño de dispositivos de detección y optoelectrónicos simples.

Karen Volke Sepúlveda coordinará el Laboratorio de Micromanipulación Óptica que servirá para estudiar la interacción de campos ópticos con sistemas materiales y desarrollar dispositivos con aplicaciones multidisciplinarias en diferentes áreas. Hasta el momento se han cultivado dos líneas de investigación principales: por una parte, la generación y análisis experimental de haces de luz estructurados, es decir, campos ópticos que exhiben una estructura compleja de intensidad, fase y/o polarización, que les confiere propiedades mecánicas y topológicas de interés desde el punto de vista fundamental y de aplicaciones.

Por otra parte, se lleva a cabo la implementación de nuevas técnicas de micromanipulación óptica igualmente orientadas a ciencia básica y aplicada. Se han desarrollado modelos experimentales, en condiciones controladas, de sistemas de dinámica no-lineal fuera de equilibrio y se han llevado a cabo estudios de las propiedades mecánicas de haces estructurados. En una etapa posterior, se planean estudios de sistemas biológicos, en el contexto de la biofotónica y la microfluídica, y promover así el desarrollo de investigación interdisciplinaria.

Finalmente, en el Laboratorio de Irradiación con Rayos-X, de Guerda Massillon, se pretende evaluar la respuesta de materiales dosimétricos expuestos a fotones de baja energía gracias a dos equipos recientemente adquiridos: un tubo de rayos X de ánodo de tungsteno con voltaje de operación desde 10 hasta 160 kV y corriente máxima de 6 mA; y un mastógrafo, donado por el Instituto Nacional de Cancerología, que permitirá continuar el proyecto de contraste de imágenes mamográficas digitales usando energía dual con el fin de obtener parámetros cuantitativos en las imágenes mamográficas que sean indicadores de la presencia de angiogénesis y, por lo tanto, de la malignidad/benignidad de una lesión.

Luego de la inauguración, las autoridades invitadas sembraron un árbol afuera de las nuevas instalaciones como símbolo del inicio de esta etapa prometedora para el IFUNAM y la ciencia mexicana.

Enlaces Relacionados