NOTICIAS

Inicia encuentro interdisciplinario sobre redes complejas

Aleida Rueda
8/ene/2014

Investigadores de diversas disciplinas se dieron cita en el IFUNAM para el 4to Encuentro de discusión sobre patrones, segregación y diferenciación en redes complejas, que se llevó a cabo del 7 al 9 de enero en el Instituto.

Organizado por Rafael Barrio, del IFUNAM, el encuentro busca generar discusiones y compartir las últimas investigaciones en terrenos diversos relacionados con redes complejas aplicadas a la biología, las ciencias sociales o las ciencias computacionales.

“Somos un grupo de amigos que se divierten y utilizan las herramientas de las matemáticas y la física para entender estos sistemas raros en los que la física normal deja de ser útil”, dijo Barrio en una breve descripción de los trabajos del grupo.

En estos cuatro años, los miembros del grupo (José Luis Aragón, Aurora Hernández Machado, Philip Maini, Kimmo Kaski y el mismo Barrio) junto con nuevos colaboradores y estudiantes han trabajado temas en torno a las redes complejas para entender, por ejemplo, cómo se forman los patrones de color en ciertos peces o los factores de transcripción genéticos, las mutaciones y el crecimiento de la raíz de la flor Arabidopsis thaliana.

Durante estos 3 días, los investigadores invitados hablarán de sus estudios sobre sistemas complejos aplicados en diversas disciplinas: desde los patrones de color en erizos de mar y la reproducción de células cancerosas, hasta la estructura y los modelos de redes y sistemas sociales, la dinámica de los hábitos invernales de las ballenas o los procesos cognoscitivos de las ratas, entre otros.

“Eso es lo fascinante de los sistemas complejos -dijo Barrio- que es un juego en el que cada uno de nosotros (doctores, físicos, matemáticos, biólogos, sociólogos) usa sus habilidades para explorar lo que sucede cuando las cosas no son lineales”.

Entre los invitados internacionales, destaca Roger J. Elliot, reconocido físico teórico británico, ex profesor de física de la Universidad de Oxford (y otras universidades) y director ejecutivo de la Oxford University Press durante 5 años, quien dio una breve introducción sobre las redes complejas y cómo la física puede ser útil para entender cosas como las epidemias, las propiedades de algunos materiales, la estructura de las redes sociales o las redes de extracción de petróleo mediante modelos y experimentos.

Philip Maini, otro de los miembros de grupo e investigador del Centro de Biología Matemática (CBM) del Instituto de Matemáticas en la Universidad de Oxford, mostró ejemplos en la biología y algunas enfermedades en los que la coordinación del movimiento celular juega un papel importante. Mediante distintos modelos con ecuaciones diferenciales parciales basadas en células individuales, Maini mostró aplicaciones en la invasión de células de la cresta neural y el crecimiento tumoral.

En el encuentro también participaron Aurora Hernández Machado, de la Universidad de Barcelona; Yu Tang, de la Facultad de Ingeniería, UNAM; Limei Zhang, de la Facultad de Medicina de la UNAM; Kimmo K. Kaski, de la Universidad de Tecnología de Helsinki, Finlandia; Mariana Benítez, del Instituto de Ecología, UNAM; Alberto Robledo, del Intituto de Física, UNAM; Julia Tagüeña, del Instituto de Energías Renovables, UNAM; Robin Dunbar, ex profesor de la Universidad de Oxford; Simone Ecker, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas de España; Pablo Padilla, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas, UNAM; Tao Zhang, de la Universidad de Nankai, China; y Luis Medrano, de la Facultad de Ciencias de la UNAM.