NOTICIAS

Viaje al pasado con nanotecnología

Mariana G. Sixtos
5/nov/2014

El pasado lunes 20 de octubre los investigadores Rodorico Giorgi, David Chelazzi, Michele Baglioni, de la Universidad de Florencia, y Lauren Bozec, del Colegio Universitario de Londres (UCL en inglés), presentaron el ciclo de conferencias “Nanotecnología aplicada a bienes culturales” en el auditorio Alejandra Jáidar del IFUNAM.

En las charlas presentaron el proyecto Nano for Art en el que participan además de los ponentes, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Museo Nacional de Dinamarca, el Instituto del Patrimonio Cultural de España, el Centro de Investigación y de Restauración de Museos de Francia, entre otras instituciones.


Investigadores de Nano for Art en el IF. Foto: Mariana G. Sixtos.

Laurent Bozec explicó que los problemas de conservación de lo declarado como patrimonio cultural son a nivel macroscópico como la decoloración de lienzos o murales, y auque no exista una base para que estos se conserven, es posible detener esta degradación a nivel nanoscópico.

Nano for Art consiste en restaurar este patrimonio de bienes muebles e inmuebles de carácter antiguo con nanopartículas de hidróxido de magnesio -Mg(OH)2-, calcio –Ca(OH)2-, bario Ba(OH)2- y estroncio –Sr(OH)2-, estabilizados con solventes como el propanol y el etanol limpiando la suciedad ocasionada por el tiempo, el ambiente o por el ser humano. El objetivo es remover la cristalización que la humedad produce (sobre todo en muros) y restaurando el color original de las piezas, indicó David Chelazzi.

Michele Baglioni manifestó que la combinación de ciertos hidróxidos con los solventes crean un nanofluido generando así un mecanismo de interacción que facilita la limpieza de las piezas a restaurar.

Rodorico Giorgi explicó que todo el procedimiento, que se divide en diez “paquetes” para llevar a cabo la restauración de un objeto o una edificación, los cuales son:

1. Diseño y formulación de sistemas nanoestructurados "inteligentes" con la finalidad de desacidificar obras de arte móviles (papel, pergamino, tela, cuero) y limpiarlas. Así como también la consolidación de obras de arte inmuebles (pinturas murales, yeso y piedras) y limpieza.

2. Caracterización físico-química de nanomateriales donde se realiza una caracterización físico-química de los materiales nanoestructurados desarrollados (nanopartículas, nanocontenedores, soluciones micelares, químicos y físicos geles).

3. Evaluación de aplicabilidad: es la evaluación de la forma interactiva de la contribución de los nanomateriales desarrollados para la conservación preventiva de obras de arte muebles e inmuebles.

4. Exclusividad de métodos de producción, que consiste en la selección y el perfeccionamiento de las tecnologías de la producción.

5. La explotación y comercialización, que es la definición de una estrategia de explotación y evaluación de escenario para su comercialización.


Paquetes de trabajo de Nano for Art.

6. Comportamiento a largo plazo de los productos y de las obras de arte tratadas por medio de envejecimiento acelerado y natural, con el fin de evite daños causados por fenómenos imprevistos naturales, así como también evaluar la durabilidad de los tratamientos de desacidificación y de consolidación.

7. Evaluación del impacto ambiental, esto es “generar información científica fiable y datos, para entender los potenciales impactos ambientales y sanitarios de los productos desarrollados para la aplicación en el patrimonio cultural”, explicó Giorgi.

8. Difusión y capacitación que consiste en la difusión de las tecnologías desarrolladas para museos, entidades privadas, pequeñas y medianas empresas, etc.

9. Gestión de proyectos: para gestionar y coordinar el proyecto con el fin de ejecutarlo con alta calidad y eficacia y administración financiera: para controlar y gestionar de manera eficiente los recursos.

10. Coordinación de IDT. Para desarrollar planes de explotación y su puesta en práctica, análizar los beneficios técnicos, científicos y económicos y planificar la protección y explotación de los resultados.

Este “tratamiento” se ha aplicado en lugares como Calakmul (Campeche), Teotihuacán (Estado de México), en el castillo Karlštejn (República Checa), Mayapán (Yucatán), en la Basílica de la Anunciación (Israel), Uaxactún (Guatemala), Tulum (Quintana Roo), entre otros lugares, de acuerdo con Giorgi.

Enlaces Relacionados

Link al sitio del proyecto:

Nanoforart